Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
The Evil Within 2

The Evil Within 2 - impresiones

Sebastian Castellanos se va a meter de nuevo en STEM a ver qué terrores acechan ahora y con su familia en el punto de mira.

La última vez que vimos al detective Sebastián Castellanos acaba de salir de un mundo de pesadilla que había creado Ruvik, el antagonista de The Evil Within. En el mismo momento en el que puso un pie de nuevo en Krimson City tras cruzar de vuelta las puertas del hospital psiquiátrico, lo mínimo que podríamos pensar es que jamás volvería a ese lugar llamado STEM. Volver a enfrentarse a esas criaturas deformes no es precisamente un riesgo que merezca la pena correr dos veces. Pues estábamos equivocados.

The Evil Within 2 tiene lugar, como era de esperar, después de los hechos de la primera entrega. Arranca con una oferta por parte del grupo Mobius. Su antigua compañera, Juli Kidman, le dice que su hija Lily, a la que se presupone muerta en el incendio de una casa, sigue viva en algún punto de ese maligno lugar. Le cuenta que podría llegar a traerla de vuelta de ese mundo de pesadilla, pero para salir hay que entrar. Una propuesta terrible, pero una que no se puede rechazar.

The Evil Within 2

La demo que Tango Gameworks llevó a la Gamescom arrancaba con una gran explosión. Tras unos minutos para darte a conocer los controles y las mecánicas básicas, que apenas han cambiado respecto a la primera entrega excepto porque ahora responden mucho mejor, nos metió de cabeza en la batalla contra un jefe gigantesco. Sin anestesia. Un bicho creado a base de distintos trozos reanimados y equipado con una sierra aparece de pronto para no dejar más escapatorio que huir despavoridos en busca de una salida. Una carrera muy intensa a través de pasillos estrechos y pequeños conductos con los pasos sonando detrás hasta que por fin logramos que se quedara atrás. Antes de poder seguir explorando la zona, conocimos a uno de los nuevos malos, el fotógrafo Stefano Valentino, que nos teletransportó al área principal, la ciudad Union.

Desde el primer momento queda claro que el estudio de Shinji Mikami, ahora en segundo plano que sean los jóvenes quienes aprendan a desenvolverse, ha prestado más atención y ha dedicado más tiempo al diseño del mundo de juego. The Evil Within era bastante lineal, pero la ciudad de esta secuela es una zona urbana semiabierta que te permite moverte por unas calles otrora abarrotadas y un puñado de edificios. A medida que la vas recorriendo te haces a la idea de que tuvo que ser la típica zona residencial de las afueras de una gran ciudad, aunque aquí lo único que quedan son zombis con ganas de comerte o muertos del todo. También hay algunos miembros de Mobius bien equipados para el combate, pero no hay ninguna garantía de que vayan a tener un comportamiento amistoso o, en caso positivo, de que vayan a vivir lo suficiente como para terminar su frase.

En esta partida de prueba también conocimos a una persona real que nos permite entrar en su casa, una zona segura, a pesar de que llegamos allí arramblando con todo. Confía tanto en nosotros desde el primer momento que hasta nos entrega una radio que creó la organización criminal con la que podemos escuchar esa voz por primera vez en mucho tiempo. El objetivo pasa a ser seguir esa señal para llegar hasta la pequeña, pero a través de su altavoz comienzan a aparecer los mensajes de otras personas, vivas o muertas, así como la localización de algunas armas y objetos. Este aparato es tan sofisticado que hasta nos dice qué tipo de objetos se supone que están en cada sitio, y eso es una gran ayuda, quizá demasiada. No todo lo que recolectas viene hecho, porque en ocasiones son partes que hay que ir uniendo para fabricar lo que necesitamos, como en la primera entrega. A veces sobre la marcha y otras en los puntos de trabajo que hay repartidos por el mapa y en la casa segura. Mejor aquí porque se ahorran recursos.

The Evil Within 2The Evil Within 2The Evil Within 2
The Evil Within 2

La casa del nuevo amigo es un punto recurrente, al menos en estos primeros compases que el estudio nos dejó probar. Además del banco de trabajo, hay una cafetera que sirve para sanar, aunque con limitaciones para no abusar de la cafeína, un punto de guardado, algunos materiales suelto y un espejo misterioso. Su cristal brillante y la música que desprende son muy familiares. Efectivamente, el espejo ha vuelto, con su mismo poder para llevarte hasta esa extraña enfermera y su silla de tortura, el combo perfecto para mejorar habilidades con confianza. Pero esta vez la dimensión interna no te manda al hospital sino a la oficina de la comisaría de policía en la que trabaja Castellanos. Una vez allí hay más alternativas, como ver los negativos de algunas fotos, que son coleccionables, y pasar el rato jugando con el gato de Juli del DLC Consequence... sospechoso.

The Evil Within 2 es una versión mejorada del primero en todos los aspectos, también en el gráfico, aunque por el momento hay una serie de animaciones faciales que no pasan el corte: los ojos son estáticos, muy poco naturales, y la boca se mueve de forma borrosa. Su mundo abierto con restricciones pega mucho en la experiencia general. Hay muchos enemigos distintos, así que como entornos para no sentir que están siempre por los mismos sitios. Todo lo que hace referencia a la exploración pura y dura parece que va a aportar y esa radio rara como ayuda va a hacer que no se convierta en una pérdida de tiempo.

Además, nos queda claro que como buen secuela también va a servir para rellenar los vacíos argumentales que quedan, conocer más al protagonista y a su familia, cómo fue su vida tras lo que ocurrió en el Beacon y qué ocurrió con July y con Mobius. Sin olvidar que el malo que hemos visto hasta la fecha tiene un trasfondo interesante, un viejo fotógrafo de guerra que se enganchó a la sangre y se enamoró de la muerte. De todo esto sabremos más el 13 de octubre.

The Evil Within 2The Evil Within 2